23 días entrenando la Resiliencia: Día 12, el peo del condominio y la novia de Joe

Hay días en los que sinceramente me despierto con demasiada flojera para existir. En mi cerebro es algo tipo: «hoy vamos a tirarnos la productividad«. Me he despertado para hacer desayuno, porque el hambre es la que nunca duerme. Hace algunos días vi una receta que consiste en hacer tostadas francesas pero rebosadas en cereal (previamente triturado), para ser mi primera vez me quedaron bien buenas, crujientes.

Como siempre, aquí debía ir una foto pero ajá, el hambre puede más que la farandulería.

Resolviendo lo del arriendo en Turquía

Ya hemos resuelto este tema, al final el host pudo solventar sus inconvenientes y nos ha comentado que tiene todo bajo control. Significa que podremos llegar al hospedaje que tenía planeado ir. Eso me llena de mucho alivio. Ese hospedaje fue en el que me hospede el año pasado. Me encanta porque la cocina es hermosa, donde pase bastante tiempo y comparto mucho de mis días allí. Si me sigues de hace tiempo en Instagram sabrás de que hablo. Si no, entonces ya lo verás.

El vuelo a Venezuela, les había dicho que encontré otra aerolínea que no era tan barata pero tampoco tan cara. De momento, tengo visto vuelos con IBERIA. No he volado nunca con esta aerolínea, si alguno lo ha hecho, me gustaría su experiencia.

El peo en el condominio, yo sé que estás aquí por eso

Ya eran las 10:00 pm, escuchamos a Joe en la cocina y decidimos salir disimuladamente y sentarnos en la sala, porque al igual que ustedes, yo estaba ansiosa por saber que había pasado. Justamente Joe acababa de llegar de nadar (pobresito 😅). Que oportuno para nosotros preguntar 😂😂😂. Nos ha dicho que fue al control principal del cctv. Puso la queja, y pidió revisar la grabación de las cámaras del día 13 de febrero a las 4:30 pm (hora que registraba el video que grabe en mi celular).

Efectivamente ahí estaba un hombre solo. Sin embargo, por el ángulo de la cámara 📸, no se podía apreciar con claridad lo que el hombre hacía. Obviamente con el agua al pecho desde afuera no se ve nada anormal, pero se podía apreciar desde el piso 10 que lo estaba haciendo bajo el agua. Lo más chistoso fue que Joe, no hallaba como decirle al vigilante del control del cctv que el hombre se estaba “masturbando” 😂 y contándonos su anécdota, entró en un mal de risa. Yo creo que le daba como vergüenza. Así que por eso, no hay forma de demostrar lo que pasó, más que mi testimonio ☹️. Pero Joe lo intentó.

La novia llegó a las 11:00 pm

Nosotros no estábamos en la sala solamente para averiguar el chisme, no, que les pasa, nosotros no somos unos chismosos solamente, también nos da hambre xD. Estábamos esperando un delivery de McDonald porque había hambre, pero nada de ganas de cocinar. Yo estaba impaciente porque ya había tardado el delivery. Joe estaba en su cuarto cuando sonó el timbre. Yo salí en carrera para la puerta y cuando abrí, mi reacción fue algo como esto:

Era la novia de Joe, ¿Se acuerdan? Hablé de ella por allá en el día 2 o 3. Al menos ya sabemos que no la tiene encerrada en una caja en el sótano de alguna librería (como tenían a Beck, ya saben la serie You). Más atrás de mi venía Joe con cara de risueño tipo verguenza. Nos presentó a la coña, porque ajá, ya habrán visto que somos amiguitos de Joe.

Finalmente 10 minutos después de lo anterior, llegó el delivery y José Miguel en su mejor tono Maracucho me dice: “Será que comemos aquí o nos vamos para el cuarto, porque estos coños tiene cara de que van a culiar” 😂. Mira, de verdad, no es lo mismo leerlo que escuchárselo decir.

Pasado el rato, ya no se escuchó nadie en la sala. Y José Miguel: “Listo, ya la metió pal cuarto”. Nosotros somos almas nocturnas, en muchas ocasiones nos dormimos bastante tarde. Es por eso que a las 3:00 am José Miguel salió a tomar agua, e iba la novia de Joe entrando al baño. “Ajaaaaaa, Musu vaga, vais a lavarte 😂”, pensó José Miguel para sus adentros.